Beneficios SSD Adulto Niño

Asesórese con uno de nuestros abogados en lo que respecta a Demandas de Seguro Social en Representación de Niños Discapacitados.

La Administración del Seguro Social (SSA) otorga beneficios a niños discapacitados a través de dos programas diferentes: Seguro Social por Incapacidad (SSDI) y el Seguro por Ingreso Suplementario (SSI). Para entender los beneficios o programas disponibles para su hijo dadas sus circunstancias en particular o necesidades especiales, por favor póngase en contacto con nosotros.

Beneficios del Seguro Social (SSD) para Adultos Niños Discapacitados

Un “adulto niño” deberá ser soltero, tener 18 años de edad o más, y cubrir la definición de la SSA con respecto a la discapacidad adulta antes de la edad de 22 años. El adulto niño puede calificar para obtener beneficios SSDI si uno de los padres ha fallecido, está recibiendo o es elegible para recibir beneficios por discapacidad. A esto se le conoce como un beneficio infantil debido a que la elegibilidad es determinada por el historial de ganancias del Seguro Social de uno de los padres. Si su adulto niño tiene discapacidades físicas graves o discapacidad de desarrollo, permita que nuestro bondadoso y altamente calificado equipo le guíen durante el proceso de evaluar y presentar su demanda por discapacidad.

Beneficios del Seguro por Ingreso Suplementario (SSI) para Niños Discapacitados de Hasta 18 Años de Edad

Independientemente de si los padres han contribuido lo suficiente con impuestos del Seguro Social para poder calificar y obtener beneficios SSDI, los niños discapacitados de 18 años de edad o menores podrán ser elegibles para obtener beneficios SSI. Para calificar, se debe de cumplir con criterios estrictos para niños discapacitados, lo cual el Seguro Social define como el tener una condición física, mental o emocional que limita severamente la habilidad del niño para funcionar. Estas condiciones incapacitantes también deberán haber tenido una duración de o se espera que tengan una duración de por lo menos 12 meses o que tengan como consecuencia el fallecimiento del menor. Además, tanto el ingreso como los recursos del niño discapacitado así como de los miembros de la familia que viven en el hogar del niño serán evaluados y no podrán exceder la cantidad permitida o se les negarán los beneficios del SSI